miércoles, 1 de junio de 2016

La técnica 4-7-8 que te ayuda a conciliar el sueño en tan solo un minuto


Aqui comparto una técnica que me comento un compañero de chikung y que es semejante a otra que yo utilizaba.



Desde hace mucho tiempo se han popularizado las técnicas de respiración como la forma más sencilla y barata de relajarnos cuando estamos nerviosos, sentimos ansiedad o pensamos que no podemos dormir. Sin embargo, raramente sabemos cómo aplicarlas, y nos limitamos a respirar profundamente y a exhalar sin orden ni concierto. No estamos desencaminados, pero podemos hacerlo mucho mejor.


De entre todos los métodos recomendados por los especialistas, se ha puesto de moda el conocido como 4-7-8 o ejercicio de la respiración relajante, pergeñado por el docto rAndrew Weil, director de Medicina Integral de la Universidad de Arizona y un personaje popular en Estados Unidos. Su fama le ha llevado a aparecer en dos ocasiones en la portada de la revistaTime (en 1997 y en 2005) y en el programa de Oprah Winfrey.
Aunque el terapeuta ha diseñado varios ejercicios de respiración a lo largo de su carrera, probablemente el más efectivo de todos sea este, que goza del atractivo de la fórmula numérica y se basa en la respiración diafragmática, que permite llenar de aire la zona baja de los pulmones para captar mejor el oxígeno. Se trata de una herramienta de relajación ampliamente conocida a cuyo proceso el doctor le propuso un ritmo con unas duraciones concretas.
Cómo aplicar la técnica 4-7-8
En primer lugar, aunque el ejercicio puede realizarse en cualquier posición, Weil recomienda hacerlo sentado, con la espalda recta y apoyada en un respaldo. Aunque esta postura nos imposibilite dormirnos, podemos ensayar el método  sentados y aplicarlo posteriormente cuando nos encontremos en la cama.
No debemos realizarlo más de cuatro veces al día durante el primer mes
Una vez en posición, debemos colocar la punta de la lengua justo detrás de los dientes frontales, donde comienza el paladar. Aunque no es imprescindible, puesto que lo más importante del ejercicio es la respiración y sus tiempos, tiene como objetivo que el aire exhalado se mueva por toda la boca y sea expulsado por esta.
Estos son los tres pasos más importantes del ejercicio:
·         Cierra tu boca e inhala el aire a través de la nariz. Cuenta hasta cuatro.
·         Aguanta la respiración durante siete segundos.
·         Espira completamente el aire de tus pulmones durante ocho segundos. Es importante realizar un sonido fuerte.
El ejercicio debe realizarse tal y como lo ha diseñado el doctor, aunque hay pequeños detalles que pueden variar: lo más importante es que la relación entre el tiempo de inspiración y espiración (el doble) se mantenga igual. Por ejemplo, una proporción 3-3-6 también puede ser adecuada. Lo normal es que al principio nos sintamos ligeramente aturdidos y nos cueste más aguantar la respiración, y que con el paso del tiempo seamos capaces de retenerla durante más tiempo.
El doctor Weil explica que, a diferencia de otros tratamientos como los farmacológicos, el ejercicio surte mejor efecto cuanto más tiempo llevamos practicándolo. Eso sí, advierte que no debe realizarse demasiado a menudo –aunque un par de veces al día son recomendables para ir acostumbrándose– y que no se repita más de cuatro veces durante el primer mes de práctica. Cuando estemos acostumbrados, podemos repetir hasta ocho veces el ejercicio.

Otras aplicaciones de la respiración relajante
Aunque este ejercicio se aplica a menudo para conciliar el sueño, también puede realizarse en otras situaciones, como relajarnos antes de contestar cuando estamos enfadados (sí, es otra manera de contar hasta diez), tranquilizarnos o aliviar la tensión interna antes de una cita importante o una entrevista de trabajo. Cuando nos encontramos alterados, respiramos de forma incorrecta, lo que puede afectar a nuestro estado de ánimo, nuestra toma de decisiones y hacernos más propensos a sufrir enfermedades cardiacas o problemas digestivos.  


 Texto extraído de un artículo del confidencial




viernes, 27 de mayo de 2016

AUTOMASAJE

SERIE DE AUTOMASAJE CHI KUNG.

Dentro de las disciplinas que se practican en Chi kung para mantener la salud y conseguir un equilibrio bio-energético, están los automasajes
Son manipulaciones y automasajes en puntos específicos de del cuerpo con presiones que se relacionan con puntos de acupuntura,  fricciones, y cacheteos para estimular la energía de los meridianos. 


A continuación paso a indicar los pasos mas habituales, y al final de la entrada hay dos vídeos demostrativos semejantes.

Automasaje


Siempre nos frotaremos las manos antes de cada sesión de masaje y lo mismo entre cada masaje en cada lugar del cuerpo, esto se realiza con motivo de concentrar la energía en ellas y asimismo nos concentraremos en las palmas y las puntas de los dedos puntos desde los cuales se emitirá energía curadora y sanadora.
ROSTRO
Las manos sobre la frente por delante hacia los ojos , las mejillas y la boca y hasta la barbilla, de allí comenzaremos a realizar movimientos circulares como muestra la imagen, la fricción será ligera en sentido descendente y algo mas intensa hacia arriba.

EFECTOS: Vigoriza toda la energía del rostro, tonifica la piel, y los músculos faciales, este masaje contrarresta la flacidez facial y ayuda a prevenir la formación de arrugas.



MASAJE DE LA FRENTE: 
Efectuar la fricción de las manos y luego masajearse alternativamente como lo indica la figura (15 pases con cada mano)

EFECTOS: Favorece la circulación sanguínea y energética en los senos frontales, así como a nivel cutáneo con señalado efecto antiarrugas.

MASAJE DEL CUERO CABELLUDO: 
Efectuar fricción de manos, luego usando los dedos como si fueran los dientes de un peine los deslizamos de adelante hacia atrás hasta 15 veces en forma de vaivén, luego realizamos los mismos movimientos pero más lentamente sin vaivén, como arañando el cuero cabelludo con las uñas con un poco más de presión. Repetir 15 veces.

EFECTOS: Tonifica los cabellos y ayuda a evitar la perdida del cabello , además al arañar el cuero cabelludo (sin exagerar por supuesto), fortalecemos las raíces de los pelos. Este masaje produce que energía fluya hacia la vesícula biliar y la vejiga, incluso se vigoriza el cerebro.




MASAJE DE LOS OJOS: 
Luego de friccionar las manos, las apoyamos de plano sobre los ojos y seguidamente las alejamos hacia las sienes al mismo tiempo que frotamos toda la región de los ojos, los párpados y las cejas. El meñique colocado debajo del ojo masajea el arco del hueso de la órbita.
EFECTOS: Fortifica los ojos y la visión, y aporta el descanso necesario después de una larga actividad de mucha concentración o con un ordenador. Potencia la energía de los ojos y la del hígado, al presionar ligeramente sobre los párpados estimulamos también la energía del corazón.
MASAJE DE LA NARIZ: 
Después de la fricción de manos, masajeamos con el dedo índice los costados de la nariz desde las aletas hasta el entrecejo en vaivén 30 veces.
EFECTOS: Destapa la nariz, estimula el olfato, tonifica la energía de los pulmones, y actúa sobre los puntos reflejos de la nariz.

LABIOS
Friccionamos las manos, colocamos un dedo índice en forma longitudinal, por encima del labio superior, y el otro índice sobre el labio inferior en el hueco del mentón. 
Masajeamos 15 veces y luego invertimos la posición de los dedos el que estaba arriba abajo y viceversa, masajeamos 15 veces más.

EFECTOS: Estimula los músculos de los labios y frena la aparición de arrugas alrededor de la boca. Estimula las energías de los órganos bazo, páncreas y estómago.

OREJAS
Tras friccionar las manos, tomamos el dedo anular y el medio del lado correspondiente y masajeamos vigorosamente de arriba hacia abajo. 
Luego nos cubrimos las orejas con las palmas de las manos y masajeamos de atrás hacia adelante doblando y desdoblando las orejas 30 veces..
Seguidamente pellizcar el pabellón con el índice y el pulgar y darle masaje.

EFECTOS: Estimula la circulación energética en el oído, potencia la audición. Las orejas además guardan relación con los riñones, en consecuencia estimulamos también la energía de ellos. Por otra parte los pabellones de las orejas son zonas reflejas en donde se proyecta todo el organismo, de modo que al estimularlos activamos todos los puntos reflejos y fortalecemos todas las funciones en conjunto.
MASAJE DEL PALACIO DEL VIENTO: 
Nos frotamos las manos para calentarlas y con la punta de los dedos frotamos el hueco que muestra la figura. Presionar 30 veces con fuerza, o describir círculos pequeños frotando enérgicamente.
EFECTOS: Ayuda a conciliar el sueño, sosiega el espíritu, combate los dolores y previene jaquecas.
MASAJE DE LA NUCA: 
Las manos apoyadas a la altura de la nuca bajan a lo largo de las vértebras, a uno y otro lado de ellas, hasta llegar al músculo trapecio en la base del cuello.
EFECTOS: Favorece la circulación de esa zona y la de la energía del bulbo raquídeo, desentumece la nuca, previene la artrosis, la parálisis de las vértebras cervicales y regula el sueño.

MASAJE DEL PALACIO DE LOS CENTRO VITALES: 
Efectuamos la fricción de manos, cruzamos los brazos y apoyando 3 dedos como muestra la figura, friccionamos diagonalmente en vaivén 30 veces.
EFECTOS: Favorece la circulación de la energía hacia la parte de arriba del cuerpo; su descenso y su distribución en todo el organismo activa la circulación en el sistema linfático.
MASAJE DEL "GRAN LO" Y DEL PALACIO DE LOS CENTROS VITALES: 

Con los brazo cruzados y las manos en forma de puño percutimos el palacio de los centros vitales del lado opuesto, y con la otra mano en el "Gran Lo" a dos anchos de mano por debajo de las axilas, repetimos 30 veces y luego invertimos la posición.

EFECTOS: Favorece la circulación de la energía nutricia por todo el organismo, estimula la circulación de los líquidos en los tejidos y combate la celulitis.


Percusión y fricciones en la zona del los riñones con los puños unas 30 veces.
Refuerza y energetíza el funcionamiento de los riñones y activa la energía esencial o vital, que se almacena en estos órganos.






Percusiones y fricciones en la zona del Tan Tien (unos tres dedos debajo del ombligo)





 Masaje de fricción en los brazos en el sentido de los meridianos acupunturáles, zona palmar hacia abajo, zona dorsal hacia arriba.







Masaje de fricción en las piernas en el sentido de los meridianos acupunturáles, zona externa-posterior hacia abajo, zona interna-anterior hacia arriba.








miércoles, 11 de mayo de 2016

MEDITACIÓN ACTIVA O DINÁMICA



MEDITACIÓN CAMINANDO
Meditar caminando es una forma de meditación en acción. En esta meditación, usas la experiencia de caminar mientras te concentras. Eres consciente de todos los pensamientos, sensaciones y emociones que experimentas cuando caminas. Esta conciencia de tu cuerpo y mente puede ayudar a relajarte y despejar tu mente.
Hay muchas maneras diferentes de caminar meditando, pero aquí voy a dar tres formas posibles
1—Caminar de manera natural, sea por ciudad o en cualquier otro sitio que nos permita andar seguido. Mientras caminamos hacemos una respiración rítmica, donde la inspiración y la exhalación tengan el mismo tiempo, y las retenciones o apneas también sean iguales. Un ejemplo seria: Inhalo en 4 pasos, retengo en 2, exhalo en 4 pasos, retengo en 2.        O……. 6-3-6-3.

Podemos explorar más posibilidades respiratorias, como podría ser hacer una respiración Yin donde la exhalación sea más larga que la inhalación.
2---Caminar más tranquilo, con las manos reposadas una sobre la otra a la altura del ombligo  paseando por algún lugar o entorno adecuado como puede ser un parque, el campo o lugar tranquilo, y nos concentramos en el pie izquierdo y luego en el derecho junto con todas las sensaciones de instante presente.

3---Caminar según se hace en ciertas escuelas de la tradición budista Zen, practicando el Kinhin, que podemos hacer dentro de casa o en un espacio pequeño.
Kinhin no es otra cosa que "tan solo andar". Unificado en la acción tan solo se anda por el hecho de andar. Sin preocuparse de un objeto en particular. La marcha incluye muchos elementos como la sensación de los pies sobre el suelo, o la orientación en el espacio – la conciencia postural. 

 No se puede permanecer siempre sentado. Es un filtro, entre la tranquilidad de la sentada y el movimiento habitual de la vida cotidiana, que permite hacer emerger la meditación en la vida cotidiana. Kinhin está entre la marcha y permanecer de pie. Se anda lentamente, muy lentamente, al ritmo de la respiración, de la inspiración y de la expiración. Se escucha la respiración y nos ponemos a su ritmo respirando naturalmente.

La posición de las manos tiene la misma importancia que en la sentada. Se debe estar atento de tal forma que pueda mantenerse esta postura. La mano izquierda está cerrada en un relajado puño, con la mano derecha recubriéndola. En la sentada la mano izquierda reposa sobre la derecha, pero al levantarse se les da la vuelta apoyándolas ligeramente contra el pecho. Algunos dejan un pequeño espacio, pero las manos deben permanecer cerca del cuerpo. No es necesario modificar la relación entre la mano derecha y la izquierda. Como en la sentada los pulgares se aprietan suavemente. La posición de los ojos es idéntica a la de la meditación sentada, los ojos están entreabiertos, la mirada baja delante de si, a cuarenta y cinco grados. Una postura derecha es esencial tanto en la sentada como en la marcha. Los ojos están en el mismo plano que los hombros, y la nariz en el mismo plano que el ombligo. Es la parte inferior del cuerpo la que avanza lentamente.

Se anda lentamente, con gracia y dignidad. Se levanta ligeramente el pie, se pone el talón primero, después se apoya hasta los dedos de los pies a medida que se expira. El pie apoya gradualmente sobre el suelo para anclarse firmemente en el mismo. Durante un breve instante se permanece tranquilamente sin moverse pues la espiración continua durante unos instantes. Al comienzo de la inspiración se mueve el otro pie.
Si se hace como práctica para descansar después de una meditación larga sentado, y que de nuevo se sentará para seguir la meditación, volvemos a nuestro cojín, nos inclinamos dos veces y nos sentamos. Es lo que se llama gasshô.


MEDITACIÓN DEL CHAKRA CORAZÓN




La meditación del chakra del corazón es un ejercicio basado en una antigua danza de la tradición Sufí que data de hace cientos de años. Es un ejercicio especialmente simple basado en el mantenimiento de la atención mediante la coordinación del movimiento corporal y la respiración, marcado por un ritmo musical.

Esta meditación es buena para la depresión y fortalece el campo electromagnético cuando éste se encuentra débil. El corazón es el mayor contribuyente al campo electromagnético y cuando está débil una persona estará deprimida y propensa a la enfermedad.

La meditación activa del chakra corazón es como un resucitador que trae vida al corazón, nos hace sentir realmente bien y que podamos hablar y actuar desde el corazón. Puede ayudar a aliviar la tensión interna, permitiendo que la energía del corazón fluya libremente de nuevo.


INSTRUCCIONES PARA LA MEDITACIÓN
DEL CHAKRA CORAZÓN


Introducción
Estimulado por el ritmo de música sensible, el cuerpo puede ejecutar un ejercicio de respiración de tres etapas de siete minutos cada una. Los movimientos van en las cuatro direcciones: norte, sur, este y oeste, reconectando la energía individual en un círculo cerrado. Es la unificación de los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire, que crean un armonioso sentimiento de "pertenecer al todo" para el cuerpo y el alma.

Antes de comenzar la meditación, primero debemos silenciosamente prepararnos nosotros y nuestro ambiente. Tenemos que asegurarnos de que todas las necesidades técnicas para escuchar la música están en orden de modo que nuestro ritmo no será interrumpido más tarde.
Consta de cuatro series de 7 minutos cada una, para todas las cuales es necesario:
Disponer de un espacio amplio y suficiente que permita el movimiento del cuerpo en todas direcciones, sin objetos que impidan realizar el ejercicio pudiéndose chocar con ellos, por ejemplo.
Permanecer de pie, con las piernas juntas, en una posición relajada con los ojos abiertos en un lugar cálido y confortable.
Colocar ambas manos en el chakra del corazón, situado en el punto medio del pecho, situando siempre una por encima de la otra.
Sentir el ritmo de los latidos cardíacos y respirar de un modo relajado.
La energía fresca fluirá hacia dentro. Al exhalar, la energía vieja será expulsada y al inhalar nos llenaremos de nueva energía purificadora.
Los movimientos del cuerpo deben ir acompasados con el ritmo de nuestra respiración a la vez que con el ritmo suave de la música, procurando mantener todo el tiempo la coordinación de todos ellos.


Estas series son:
Fase 1: Norte


Antes de que comience la melodía hay que prestar mucha atención a las cuatro respiraciones iniciales previas. Cuando la melodía comienza, y durante todo el ejercicio, se acompasa el ritmo de la respiración con el de la música.
Se exhala con fuerza al tiempo que se estiran simultáneamente el brazo derecho y la pierna derecha hacia delante. Después, al inhalar, el brazo y la pierna derecha regresan hacia atrás, a la posición inicial de base, dejando descansar ambos manos de nuevo sobre el chakra corazón, una vez más colocando una mano sobre la otra. Hay que moverse y respirar al ritmo de la música. Es importante no desplazarse, mantenerse en posición vertical hay que tratar de permanecer siempre en el mismo lugar, manteniendo el equilibrio en todo momento, como si se estuviese clavado en el suelo, mientras se mantiene la calma y la relajación llevados por el ritmo cadencioso de la música, el ritmo cardiaco y respiratorio.
La cara interna de la mano debe mirar hacia el exterior, símbolo de estar apartando la vieja energía fuera del cuerpo.
Con la siguiente exhalación se repite el mismo movimiento que en la ocasión anterior, pero con el brazo izquierdo y la pierna izquierda. La velocidad de la inhalación y exhalación sigue el ritmo de la música.
Al final de cada fase, la música se vuelve progresivamente más rápida. Finalmente cada fase termina con el suave sonido de una campana a la vez que se vuelve a la posición base.

Fase 2: Este – Oeste


Una vez más se escuchan las primeras cuatro cuentas de respiración.
Esta serie del ejercicio es similar a la descrita en la fase 1 (Norte), pero en lugar de estirar hacia adelante brazos y piernas, ahora se extienden hacia los lados, es decir, manteniéndose en la posición base, con las manos unidas sobre el chakra corazón.
Cuando comienza la música, el brazo derecho y la pierna derecha se desplazan hacia la derecha del cuerpo (Este), extendiendo el brazo con la palma de la mano abierta hacia arriba a la vez que se exhala. A continuación se regresa a la posición base mientras se inhala, para repetir el mismo movimiento hacia la izquierda (Oeste) con la siguiente exhalación. En esta fase, hay que permanecer en la posición base, sólo girando la parte superior del cuerpo ligeramente en la dirección correspondiente (derecha: Este / izquierda: Oeste).
Se va repitiendo alternativamente el movimiento descrito hasta que la serie finaliza con un suave toque de campana a la vez que se vuelve a la posición base.
Fase 3: Sur


La fase 3, en principio, es como las series 1 y 2, sólo que en este caso se tiene que girar la parte superior del cuerpo hacia atrás tanto como sea posible.
Al exhalar, la parte superior del cuerpo, la cara, el brazo derecho y la pierna derecha primero tienen que girar a la derecha y estirar la espalda mientras la pierna izquierda permanece de pie mirando al frente. Posteriormente se vuelve a la posición de base al inhalar.
Se repite el procedimiento con el lado izquierdo, mientras que la pierna derecha permanece de pie mirando al frente.
Como en las fases anteriores, se finaliza también con un suave toque de campana a la vez que se vuelve a la posición base.

Fase 4: Círculo


En esta serie se combinan los ejercicios de las tres fases anteriores en una secuencia fluida alternándose secuencialmente los movimientos de las otras tres, llegando a la culminación de la meditación energizante. Esto es:
1.  Fase 1 (Norte): Brazo derecho y pierna derecha al frente. Vuelta a la posición base, uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Brazo izquierdo y pierna izquierda al frente. Vuelta a la posición base, uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Realizar estos movimientos sólo una vez y pasar a la fase 2.
2.  Fase 2 (Este – Oeste): Brazo derecho y pierna derecha hacia la derecha del cuerpo. Vuelta a la posición base uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Brazo izquierdo y pierna izquierda hacia la izquierda del cuerpo. Vuelta a la posición base, uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Realizar estos movimientos sólo una vez y pasar a la fase 3.
3.  Fase 3 (Sur): Girar a la derecha la parte superior del cuerpo, la cara, el brazo derecho y la pierna derecha, y estirar la espalda mientras la pierna izquierda permanece de pie mirando al frente. Vuelta a la posición base, uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Girar a la izquierda la parte superior del cuerpo, la cara, el brazo izquierdo y la pierna izquierda, y estirar la espalda mientras la pierna derecha permanece de pie mirando al frente. Vuelta a la posición base, uniendo ambas manos sobre el chakra corazón. Realizar estos movimientos sólo una vez y volver a comenzar con la fase 1.
4.  Repetir durante los 7 minutos que dura la serie los puntos de la fase 1, 2 y 3 hasta que finalice el ejercicio con un suave toque de campanma a la vez que se vuelve a la posición base.
De manera simplificada, con cada exhalación e inhalación, se cambian las posiciones en movimiento de las extremidades de la siguiente manera:
1.    Hacia adelante a derecha e izquierda (Norte).
2.    Hacia derecha e izquierda (Este - Oeste).
3.    Hacia atrás por derecha e izquierda (Sur).
Así, el círculo de dar y recibir comienza.




Fase Final: Música

Después de completar esta meditación, hay que sentarse o acostarse muy relajado, reduciendo el ritmo corporal con música tranquila y armónica.

Si se desea, se puede continuar la relajación y la meditación en silencio, o bien rendirse a la magia de los sonidos tibetanos y sumergirse en la eternidad del sonido y el silencio.

miércoles, 4 de mayo de 2016

UNA PINCELADA SOBRE LOS MUDRAS


Los mudras son “gestos de las manos”, o bien son conocidos como yoga para las manos; su nombre proviene del sánscrito y se refiere a mud = gozo y dra = producir, esto significa que son “productores de gozo”. Un detalle curioso es que, a menudo, formamos mudras con las manos sin darnos cuenta y, a demás suelen  ser los más adecuados para ese momento.
Y te preguntarás, ¿cómo es que funcionan? La respuesta es que en tus dedos se encuentran  terminales nerviosas y el comienzo de algunos “meridianos de acupuntura” (senderos de energía de cada uno de tus órganos), y al unir ciertos dedos haces circuitos electro magnéticos en tu cerebro.


Otro punto muy importante en el uso de mudras es la atención y la intención de éstos; pues cuando realizas una postura, tienes en mente lo que deseas obtener o el cambio que necesitas realizar, por lo tanto podríamos considerarlos como “afirmaciones corporales”


1.     Dedo pulgar: representa al elemento fuego y su cometido energético es equilibrar las energías del cuerpo nutriendo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminarse. Además en él reside nuestra conciencia divina.

2. Dedo índice: representa al elemento aire y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. Este dedo nos trae las inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo. Tiene asignado el cuarto chakra.

3. Dedo medio: representa al elemento éter y su cometido es proveernos de la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tienes a tu alcance. Tiene asignado el quinto chakra.

4. Dedo anular: representa al elemento tierra y su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación. Tiene asignado el primer chakra.

5. Dedo meñique: representa al elemento agua y su cometido es proveernos de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad. Es el que nos permite relacionarnos correctamente. Se encarga de trabajar nuestras emociones.
Tiene asignado el segundo chakra.

El primer Mudra que veremos es el “Mudra de la Armonía”: 
este se hace uniendo tu dedo pulgar con tu dedo índice en ambas manos y expandiendo el resto de los dedos, es decir, la palma de la mano debe quedar completamente abierta y solamente la unión de los dedos índice y pulgar, hacen que se cierre un circuito de energía, que nos permitirá al relajarnos, entrar en una armonía perfecta. Es un buen mudra para las meditaciones donde la respiración es el objeto de la observación.Su práctica asegura paz mental, concentración en la mente y agudiza la memoria.


Mudra de la Sabiduría:

 Se realiza uniendo el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos, el resto de los dedos también quedan extendidos, al igual que en el Mudra anterior, en este caso lo que se pretende, es conectarnos con la sabiduría universal y cuando lo desees hacer, cuando hagas tus relajaciones, utiliza este Mudra y cosas importantes surgirán en lo más profundo de tu consciencia.

Mudra de la Energía y de la Vitalidad: 

Para realizar este Mudra une tu dedo pulgar con el anular en ambas manos, el resto de los dedos permanecerán extendidos, al igual que en los dos Mudra anteriores, en este caso podrás utilizarlo cuando tú te sientas cansado o agotado y en esas condiciones podrás ayudarte a revitalizarte en tus trabajos de relajación y de meditación.



Mudra del Vacío:

Se colocan los dedos juntos de ambas manos, la derecha y la izquierda, los doblas formando una curva como una esfera, haces lo mismo con ambas manos, pones encima la mano derecha de la izquierda y unes ambos pulgares de las dos manos, de tal manera que si tu ves de frente tus manos, veras la formación de un circulo, que colocarás también a la altura de la cicatriz umbilical.   Este Mudra tiene como fin, buscar el vacío de tu mente, para que puedas encontrar al Ser Interno que llevas dentro, no es específicamente como los anteriores, para realizar un trabajo determinado de fijación de vitalidad o de otro tipo, en este caso se persigue el vacío de la mente y ahí es en donde puedes entrar en contacto con la esencia de vida interna, tu espíritu que eres, tu Yo Superior.

El Mudra del Amor:
Este Mudra se forma uniendo las dos palmas de las manos, a la altura del pecho, se utiliza mucho para hacer oración y lo utilizamos para conectarnos con la fuerza del Amor, que reside en el centro de nuestro corazón, es un Mudra que ayuda muchísimo, ya que canaliza la energía del Amor en ambas palmas, haciendo un reciclaje perfecto de ella en todo nuestro sistema energético.  


Mudra del corazón:
Con las dos manos, doblar el índice con la punta rozar la base del pulgar, al mismo tiempo se unen el dedo medio, el anular y el pulgar. Extender el meñique.  Esta posición de los dedos puede servir de primeros auxilios ante los primeros síntomas de un ataque al corazón. Regula muchas complicaciones cardíacas, y en casos de auténtica emergencia, hasta parece que es más efectiva que la tableta de Nitro  bajo la lengua. (SE ACONSEJA UTILIZAR COMO COMPLEMENTO AL TRATAMIENTO MÉDICO)
Los ataques de corazón y también los trastornos cardíacos crónicos son un claro aviso de que hay que reflexionar y planificar un estilo de vida diferente. Este mudra también se puede practicar para curar y fortalecer el corazón en general.
Es recomendable que lo acompañes de algún tipo de meditación de equilibrio y claridad interior. También en relación con la limpieza del cuarto chakra y su conexión con el amor incondicional universal.


                            MANOS QUE CURAN


Para el Jin Shin Jyutsu cada dedo de la mano es capaz de desarrollar una infinidad de funciones, puede calmar y armonizar actitudes como la preocupación, el miedo, la ira, la tristeza y la falsa apariencia, que están en el origen de muchas enfermedades. Así se puede aliviar la preocupación en volviendo el dedo pulgar de la mano derecha o izquierda con la mano contraria (la izquierda representa el pasado y la derecha el presente); se puede combatir el miedo envolviendo el dedo índice; utilizar el dedo corazón para aplacar la ira; el dedo anular para vencer la tristeza y el meñique para evitar la actitud de pretensión. Basta con cinco minutos de práctica.

Relacionando el sentimiento o actitud que presentamos a continuación; podemos eliminarlo si trabajamos cada dedo, simplemente se trata de envolver suavemente el dedo en relación con lo que queremos tratar.

 Cinco minutos cada dedo; mano izquierda por el día y derecha por la noche.
Recuerda antes de pasar al siguiente dedo, sentir el que estás trabajando, cuándo las palpitaciones se hacen cada vez mas rítmicas algunas veces tendrás la sensación que fuera a estallar, otras no hay latidos… hasta que se armonizan.

PULGAR: estómago y bazo; ayuda a la actitud de la preocupación (piense en un bebé se chupa su dedo pulgar, podría estar ansioso desde muy pequeño!) … actúa a nivel de la superficie de la
piel. Digestiones a nivel mental y físico….perdidas de orina (relaciona con pérdida de control…)

ÍNDICE: Actitud del miedo, relacionado con los músculos….. Oído/ órganos riñón y de la vejiga (nos paralizamos, no somos capaces de mantenernos firmes o en pie…)

DEDO CORAZÓN o medio: Su actitud es la Rabia o Cólera y se relaciona con el Hígado (los ojos, la sangre) y vesícula… los ojos, la química de la sangre; con el equilibrio…

ANULAR: Se relaciona con la tristeza y con los órganos de Pulmón e intestino grueso…. Aspecto de la piel…la toma de decisiones.

MEÑIQUE: Se relaciona con la actitud de autoexigencia y de Pretender o Pretensión o aparentar ser algo que no sé es (luchar , esfuerzo) Es llorando por dentro, riendo por fuera. Sus órganos son Corazón e intestino delgado… tiene que ver con los huesos….

CENTRO DE LA PALMA: Reúne a lo todo lo anteriormente dicho. Sujetando el centro de la palma de la mano se pueden llevar a cabo muchas cosas inmediatamente…tiene que ver con el diafragma….respiración-

miércoles, 27 de abril de 2016

TÉCNICA DE LIBERACIÓN EMOCIONAL

Una pequeña introducción al EFT


EFT, siglas de Emotional Freedom Techniques nació en 1991 de la mano del ingeniero americano Gary Graig, tras haber estado estudiando con el Dr Roger Callahan, un psicólogo cognitivo de amplia reputación.

Corría el año 1981 y el Dr Callahan estaba trabajando sobre su paciente Mary que poseía una fobia al agua sumamente extrema, a tal punto que la sola imagen de ella ya le provocaba síntomas fóbicos. Esta fobia era de larga data y todos los tratamientos que había intentado hasta el momento habían fracasado.
Al Dr Callahan tampoco le estaba yendo demasiado bien, estaba agotando el repertorio de técnicas convencionales y no había ningún avance.

Siendo un investigador muy curioso y creativo se le ocurrió combinar dos técnicas de integración cuerpo-mente, la Kinesiología Aplicada y la Digitopuntura para enfrentar la fobia. Estas técnicas nunca habían sido usadas para el tratamiento de desequilibrios psicológicos hasta ese momento.
Grande fue la sorpresa del Dr Callahan como de Mary cuando al cabo de veinte minutos de estimulación de puntos la fobia se había evaporado en un 80 %. Escéptico frente a tan inpensado resultado acompañó a Mary fuera de su consultorio para que se parase cerca de una pileta de natación cercana. Así lo hicieron y la mejoría de Mary se hizo patente. En dos sesiones más el Dr Callahan pudo terminar con el 100% de la fobia, y en revisiones periódicas anuales quedó demostrado que no hubo ninguna recaída, Mary sigue haciendo su vida normal hasta el día de la fecha sin ningún problema.
Callahan creó una serie de puntos para cada problema emocional o psicológico.
A partir de allí el Dr Callahan creó su propia escuela psicológica investigando aún más sobre estos descubrimientos, abriendo la puerta a un nuevo movimiento dentro de la psicología, tan novedoso y original que aún no tiene una denominación definida. Recibe diversos nombres: Psicoterapia Tapping, Psicología Energética, Técnicas de Energía de Meridianos, etc.
De hecho, sus descubrimientos se expandieron más allá del campo de la psicología y estas técnicas llegaron a la gente común que aprendieron métodos más sencillos para aplicar a sus fobias, miedos, traumas, ansiedad y obtener resultados inmediatos.

El postulado básico de Callahan se transformó en la piedra basal de este movimiento:


Toda emoción negativa es un desequilibrio en el campo de energía humano.

El Dr Callahan siguió el camino de la Digitopuntura y la Kinesiología Aplicada, pero resulta claro que el reequilibrio del campo de energía humano puede lograrse de múltiples maneras, siendo esta un área ampliamente desarrollada por la antigua sabiduría oriental. De tal forma que surgieron nuevas técnicas basadas no sólo en la digitopuntura, sino también en los ejercicios respiratorios, masajes y numerosos ejercicios tomados del  Chi Kung (Yoga Chino).

Gary Craig tuvo la idea de en lugar de tratar diferentes puntos para cada problema (los Algoritmos de Callahan) seleccionar un conjunto básico de puntos y tratarlos todos siempre, un sistema "redundante" tal como él lo define, fuera cual fuere la emoción, evitando así la necesidad de localizar los puntos. Y funcionó de manera excelente.



A pesar de su corta historia EFT está teniendo ya una gran aceptación entre psicólogos, psiquiatras y otros terapeutas en todo el mundo.
EFT es un método para eliminar el malestar emocional, extremadamente efectivo en la práctica y a la vez tan sencillo que prácticamente cualquier persona puede aprenderlo para usarlo en su vida diaria.
El método es tan sencillo como estimular una serie de puntos de acupuntura dando golpecitos con los dedos -algo que llamamos "hacer tapping" - mientras nos mantenemos mentalmente enfocados en el asunto concreto a tratar.
Este procedimiento repetido durante unos minutos y con un poco de pericia en la observación de los cambios en nuestro estado emocional, se muestra como uno de los métodos psicológicos más efectivos que se conocen hoy en día, produciendo resultados rápidamente incluso donde muchas otras terapias no lo habían conseguido.

¿Para qué se utiliza?
Como decimos EFT es útil en general para eliminar cualquier tipo de malestar emocional, pero dada la conocida repercusión que las emociones tienen sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, y que además estamos equilibrando el sistema energético corporal a través del "tapping", EFT es normalmente muy efectivo en cosas como:
- Dolor emocional / Estrés postraumático
- Miedos / Fobias / Pánico / Ansiedad / Inseguridad
- Ira / Culpa / Rencor / Frustración
- Estrés / Compulsión / Adicciones- Apatía / Depresión
- Dolor de cabeza / Dolor físico en general / Alergias
- Tratamiento del componente psicosomático de las enfermedades.
- Mejora de la capacidad de aprendizaje / rendimiento profesional / rendimiento deportivo
- Mejora de la energía vital en general, de la sensación de control en nuestra vida y de la efectividad del trabajo con pensamiento creativo.
- Como herramienta de introspección y meditación


¿Puedo tener reacciones adversas?
En la inmensa mayoría de los casos EFT puede ser de gran ayuda y no provoca reacciones indeseadas. Ahora bien, como método de autoayuda e introspección emocional que es, en el proceso podemos encontrarnos temporalmente con aspectos no agradables de nuestra personalidad, que aunque siempre suponen una oportunidad para integrarlos y liberarnos de su carga, cada persona debe responsabilizarse de sí misma, conocer sus propios límites si está trabajando por sí sola y si está bajo algún tipo de tratamiento psiquiátrico o simplemente tiene dudas, lo más inteligente es consultar la conveniencia del uso de EFT con un profesional cualificado.

Técnica de 2 minutos para Eliminar el Estrés

Esta es una técnica sencilla que nos puede mostrar la efectividad de la sicología energética.
Trabajaremos en este caso con unos pocos puntos de digitopuntura y respiración profunda para terminar rápidamente con cualquier carga de estrés en nuestro cuerpo y mente.

El estrés como cualquier otra emoción negativa es solamente un bloqueo en nuestro sistema energético. Al normalizar su flujo, desaparece en forma natural.


Cómo realizar la Técnica de 2 minutos para Eliminar el Estrés
  • Busque un espacio tranquilo. De ser posible, donde el aire puro sea abundante.
  • Comience masajeando profundamente el punto del inicio de la ceja (ver diagrama). Prosiga durante una respiración lenta y profunda.
  • Recorra los siguientes puntos: al lado del ojo, debajo del ojo, debajo de la nariz, debajo de la boca.
  • Recorra primero un lado y luego el otro.
En apenas dos o tres minutos, la carga de estrés habrá desaparecido. Si fuera necesario, podríamos repetirla un par de veces más hasta alcanzar el estado de tranquilidad deseado.
Pruébela y encontrará paz interior en minutos.

.